Biografía

Inicios

Assumpció Mateu nace cerca de Girona en 1952. La proximidad con la naturaleza y la relación con su abuelo fueron determinantes en el descubrimiento, interiorización y participación con  ese entorno, marcando su mirada artística.

Desde niña tenía la necesidad de expresarse a través del arte experimentando con cualquier herramienta o medio que encontraba. De esta manera volcó su energía hacia ese fin creativo.

Antes de empezar la universidad tuvo la oportunidad de trabajar en talleres de importantes artistas, como Sainz de la Maza y Ramon Sanvicens donde aprendió los entresijos del arte figurativo y expresionista.

1970’s

Cuando terminó la escuela empezó la carrera de Bellas Artes en la Escola Superior de Belles Arts Sant Jordi de Barcelona, estudiando a la vez Diseño Gráfico en Escola Elisava.

Pudo aprender de grandes profesores que influyeron en su forma de hacer, pensar y crear como Jordi y Iago Pericot en Elisava, y Jaume Muxart, José Milicua, Rafael Santos Torroella en Bellas Artes.

Ese periodo universitario fue marcado por los últimos años de la dictadura. Assumpció, como joven artista, comprometida y rebelde, se manifestó artísticamente contra un estado que coartaba la libertad y la cultura a través de su pintura y del teatro independiente a puerta cerrada.

Durante esa etapa pasó un verano en casa de un pintor francés, Mr. Chesnais, en un pequeño pueblo de montaña en Suiza, Rougemont. Ahí pudo respirar cultura y libertad de pensamiento y aprender nuevas técnicas como el collage y el monotipo.

Finalizó los estudios el 1975, mismo año de la disolución de la dictadura.

Al terminar la universidad completó su primera serie “Presons Íntimes”, obras comprometidas marcadas por la dictadura, pero, en Barcelona, ningún galerista quiso mostrarlos.

Por esa razón fue a Milán, capital del diseño en esa época, donde encontró una galería dispuesta a hacer su primera exposición individual.

Además del éxito que tuvo, conoció a grandes personajes del movimiento intelectual italiano como el cineasta P.P. Passolini, y el crítico e historiador de arte Paolo Perrone entre otros que le hizo un gran artículo en un numero especial en la revista Cultura e Costume dedicado al Primati del Futurismo “Vitalità della nuova generazione spagnola” (pag.34-37)

En 1979 empezó a compaginar su carrera como artista con la de la docencia en la facultad de Bellas Artes Sant Jordi de la UB, trabajando como profesora de pintura de día y dedicándose a su arte de noche.

1980’s

Los 80 fueron marcados por la consecución de su Tesis doctoral, así como su gran crecimiento artístico.

En 1984 recibió una beca de investigación en Artes plásticas de la Generalitat de Catalunya para descubrir y entender los orígenes de Brancusi  y de Matisse viajando a Rumania y a Paris.

Ese trabajó concluyó con la obtención del grado de Doctora en Belles Artes Cum laude, por la Universidad Central de Barcelona, con la Tesis “Percepción: Color y Pensamiento”.

Al mismo tiempo, su carrera artística empezó a acelerarse tanto nacional como internacionalmente. Empezó a colaborar con uno de los galeristas de referencia en el mundo del arte, Lanfranco Bombelli (Galeria Cadaqués), con participaciones en ferias internacionales y conociendo y trabajando con grandes personajes del mundo artístico, a Rafael Canogar entre otros.

También expuso en ArtFair Montreal en 1985, donde conoció a Jean-Paul Riopelle por medio de la Galerie Roy-Duluth donde realizó una exposición individual en 1986.

En 1986 expuso en el Castell de Benadorments junto con Antoni Tàpies i Joan Brossa, participó en el 43ème  y en el  44ème Salon des realités Nouvelles en el Grand Palais de Paris, hasta que en el 1988 fue escogida para participar en el Triangle Workshop en Nueva York, taller dirigido por Anthony Caro con artistas de todo el mundo. Ese mismo año M. Mercè Roca escribió el libro “La Veu del Foc” (La voz del fuego) inspirado en la persona y la artista.

 

1990’s

Los 90 fueron marcados por la decisión de Assumpció de querer dedicarse exclusivamente a la creación artística, abandonando así su carrera como docente en la facultad de Bellas Artes.

El año 1990 viajó por primera vez al Líbano, descubriendo así el otro lado del Mediterráneo, donde empieza la cultura mediterránea. Este viaje, y los posteriores que hizo al país le hicieron reflexionar y apasionarse por él. Su serie Mediterránea, la cual ya tenía gran aclamación tanto de la crítica como del público, evolucionó mucho con esta nueva experiencia.

“El Mediterraneo es nuestro origen. Cuando viajé al Mediterraneo oriental comprendí que no existía la conciencia de que formábamos parte de un todo. Empecé a interesarme por las diferentes escrituras desde las más antiguas, los pictogramas, la cuneiforme, la fenicia... los símbolos y tuve la necesidad de introducirlos en mis obras como algo natural e intentar unir estos dos lados del mar, el oriental con el occidental.

Expuse estas obras en exposiciones individuales tanto en Beirut como en Barcelona, Paris... con gran éxito. Trabajaba los cuatro elementos (Tierra/aire/agua y fuego) relacionados con el paisaje y los mezclaba con las escrituras y simbolos.

Era una necesidad de comprender mis orígenes.”

Durante este periodo fue seleccionada para el Catálogo Nacional de Arte Contemporáneo Ibérico 2000 (publicación de referencia en ese periodo), volvió a participar en el Salon des Realités Nouvelles de Paris y participó en el Salon Comparaisons de París.

2000’S

El nuevo milenio empezó con mucha actividad, exposiciones alrededor del mundo y la participación en ferias internacionales, así como proyectos para grandes instituciones.

El año 2004 marcó un antes y un después en su vida. La conjunción de un gran incendio, así como de una pérdida personal muy importante la llevaron a crear una de sus series más reconocidas e intensas, “El bosque quemado” sobre la naturaleza muerta, el silencio y las pérdidas.

Esta serie fue  trabajada desde diferentes perspectivas usando medios muy diversos, desde la pintura y el photocollage, hasta la escultura, la creación de instalaciónes y la poesía visual.

“El bosque quemado” de Mateu ha sido expuesto en importantes fundaciones, galerías y museos como en el Museo Würth de la Rioja, con una gran exposición individual, y en La Fundació Vilacasas, quienes adquirieron una de sus obras más imponentes, actualmente expuesta en la colección permanente del Museo Can Framis en Barcelona.

Durante este periodo se escriben diversos libros sobre la obra de A. Mateu:

  • Año 2005 se edita un libro monográfico “A. Mateu: La mirada de l’espai interior”, escrito por Glòria Bosch que se presentó en la Fundació Vila Casas, en l’Auditori del MACBA y en el Centre Cultural “La Llacuna” en Andorra.
  • Año 2009 se publica el catálogo “Presons íntimes” Fundació VilaCasas, a raíz de la exposición individual en el Espai Volart, escrito por Antonio Salcedo Miliani y Glòria Bosch..
  • Año 2010 se publica el libro “La mirada poètica” Fundació Atrium Artis, escrito per Carles Marti y Glòria Bosch.
  • Libbro-catálogo de una exposición institucional en Beirut “De lumière et de sang”,(l’Espagne et le Liban, histoires partagées) en la Fondation Audi, donde se editaron algunas obras de la serie del Bosque quemado.

2010s

El 2011 y debido a la repercusión obtenida por la serie del “El Bosque  Quemado”, el Museo Würth-la Rioja hace una exposición individual dedicada a Assumpció Mateu y a este trabajo, comisariada por Kosme de Barañano.

Se publicó un nuevo catálogo muy completo “El Bosque Quemado” escrito por Kosme de Barañano y Eduard Carbonell, donde aparte de pintura, se exponen instalaciones, poemas visuales, trabajos más recientes en diferentes lenguajes sobre éste tema.

El 2013 participa en el Simposium “La luz como soporte: el fuego bajo las cenizas” en la facultad de Bellas Artes de Altea. Universidad Miguel Hernández, junto con Renato Bocchi, Laura Cortés, José Sánchez Segovia, Eudald Camps, Eva C. Mesas, Kosme de Barañano, Pilar Escanero…

Éste mismo año la invitaron a participar en el Gorg Fest Festival-Simpòsium, Homenaje a Brancusi, en Targu Jiu, (Rumania) donde realiza una escultura que se encuentra en el Museo de la ciudad, con artistas internacionales.

En el año 2015 es escogida para realizar una obra escultórica permanente en La Vinya dels Artistes de Mas Blanch i Jové (Pobla de Cèrvoles, Lleida), “Emmarcant el somni: diàleg”, junto con artistas como J.Guinovart, Joan Brossa, Susana Solano, Carles Santos, Evru, Frederic Amat y Carlos Pazos entre otros.

En 2016, 2017 y 2018 la invitaron en varias ocasiones a China para participar en simposiums, mostrar su obra y colaborar en proyectos de arquitectura y diseño en Shenzhen, Beijing, Shangai etc.

Cada año ha participado en el Festival Pepe Sales en Girona, homenajeando figuras importantes y controvertidas como Jean Genet, Elena Garro, Roberto Bolaño, Charles Bukowski entre otros.

También ha participado en el Festival Internacional de Land Art en Art i Gavarres.

En el 2018 es seleccionada en el Premi d’escultura de la Fundació VilaCasas.

En el 2019 realiza tres exposiciones individuales diferentes en espacios como la Fundació Marguerida de Montferrato en Balaguer, “Poiesis”, en L’espai de cultura contemporania Les Bernardes en Salt “La natura com a metàfora” y una exposición retrospectiva en la Fundació Valvi “Traces de passió” en Girona.

Inicios

Assumpció Mateu nace cerca de Girona en 1952. La proximidad con la naturaleza y la relación con su abuelo fueron determinantes en el descubrimiento, interiorización y participación con  ese entorno, marcando su mirada artística.

Desde niña tenía la necesidad de expresarse a través del arte experimentando con cualquier herramienta o medio que encontraba. De esta manera volcó su energía hacia ese fin creativo.

Antes de empezar la universidad tuvo la oportunidad de trabajar en talleres de importantes artistas, como Sainz de la Maza y Ramon Sanvicens donde aprendió los entresijos del arte figurativo y expresionista.

1970’s

Cuando terminó la escuela empezó la carrera de Bellas Artes en la Escola Superior de Belles Arts Sant Jordi de Barcelona, estudiando a la vez Diseño Gráfico en Escola Elisava.

Pudo aprender de grandes profesores que influyeron en su forma de hacer, pensar y crear como Jordi y Iago Pericot en Elisava, y Jaume Muxart, José Milicua, Rafael Santos Torroella en Bellas Artes.

Ese periodo universitario fue marcado por los últimos años de la dictadura. Assumpció, como joven artista, comprometida y rebelde, se manifestó artísticamente contra un estado que coartaba la libertad y la cultura a través de su pintura y del teatro independiente a puerta cerrada.

Durante esa etapa pasó un verano en casa de un pintor francés, Mr. Chesnais, en un pequeño pueblo de montaña en Suiza, Rougemont. Ahí pudo respirar cultura y libertad de pensamiento y aprender nuevas técnicas como el collage y el monotipo.

Finalizó los estudios el 1975, mismo año de la disolución de la dictadura.

Al terminar la universidad completó su primera serie “Presons Íntimes”, obras comprometidas marcadas por la dictadura, pero, en Barcelona, ningún galerista quiso mostrarlos.

Por esa razón fue a Milán, capital del diseño en esa época, donde encontró una galería dispuesta a hacer su primera exposición individual.

Además del éxito que tuvo, conoció a grandes personajes del movimiento intelectual italiano como el cineasta P.P. Passolini, y el crítico e historiador de arte Paolo Perrone entre otros que le hizo un gran artículo en un numero especial en la revista Cultura e Costume dedicado al Primati del Futurismo “Vitalità della nuova generazione spagnola” (pag.34-37)

En 1979 empezó a compaginar su carrera como artista con la de la docencia en la facultad de Bellas Artes Sant Jordi de la UB, trabajando como profesora de pintura de día y dedicándose a su arte de noche.

1980’s

Los 80 fueron marcados por la consecución de su Tesis doctoral, así como su gran crecimiento artístico.

En 1984 recibió una beca de investigación en Artes plásticas de la Generalitat de Catalunya para descubrir y entender los orígenes de Brancusi  y de Matisse viajando a Rumania y a Paris.

Ese trabajó concluyó con la obtención del grado de Doctora en Belles Artes Cum laude, por la Universidad Central de Barcelona, con la Tesis “Percepción: Color y Pensamiento”.

Al mismo tiempo, su carrera artística empezó a acelerarse tanto nacional como internacionalmente. Empezó a colaborar con uno de los galeristas de referencia en el mundo del arte, Lanfranco Bombelli (Galeria Cadaqués), con participaciones en ferias internacionales y conociendo y trabajando con grandes personajes del mundo artístico, a Rafael Canogar entre otros.

También expuso en ArtFair Montreal en 1985, donde conoció a Jean-Paul Riopelle por medio de la Galerie Roy-Duluth donde realizó una exposición individual en 1986.

En 1986 expuso en el Castell de Benadorments junto con Antoni Tàpies i Joan Brossa, participó en el 43ème  y en el  44ème Salon des realités Nouvelles en el Grand Palais de Paris, hasta que en el 1988 fue escogida para participar en el Triangle Workshop en Nueva York, taller dirigido por Anthony Caro con artistas de todo el mundo. Ese mismo año M. Mercè Roca escribió el libro “La Veu del Foc” (La voz del fuego) inspirado en la persona y la artista.

 

1990’s

Los 90 fueron marcados por la decisión de Assumpció de querer dedicarse exclusivamente a la creación artística, abandonando así su carrera como docente en la facultad de Bellas Artes.

El año 1990 viajó por primera vez al Líbano, descubriendo así el otro lado del Mediterráneo, donde empieza la cultura mediterránea. Este viaje, y los posteriores que hizo al país le hicieron reflexionar y apasionarse por él. Su serie Mediterránea, la cual ya tenía gran aclamación tanto de la crítica como del público, evolucionó mucho con esta nueva experiencia.

“El Mediterraneo es nuestro origen. Cuando viajé al Mediterraneo oriental comprendí que no existía la conciencia de que formábamos parte de un todo. Empecé a interesarme por las diferentes escrituras desde las más antiguas, los pictogramas, la cuneiforme, la fenicia... los símbolos y tuve la necesidad de introducirlos en mis obras como algo natural e intentar unir estos dos lados del mar, el oriental con el occidental.

Expuse estas obras en exposiciones individuales tanto en Beirut como en Barcelona, Paris... con gran éxito. Trabajaba los cuatro elementos (Tierra/aire/agua y fuego) relacionados con el paisaje y los mezclaba con las escrituras y simbolos.

Era una necesidad de comprender mis orígenes.”

Durante este periodo fue seleccionada para el Catálogo Nacional de Arte Contemporáneo Ibérico 2000 (publicación de referencia en ese periodo), volvió a participar en el Salon des Realités Nouvelles de Paris y participó en el Salon Comparaisons de París.

2000’S

El nuevo milenio empezó con mucha actividad, exposiciones alrededor del mundo y la participación en ferias internacionales, así como proyectos para grandes instituciones.

El año 2004 marcó un antes y un después en su vida. La conjunción de un gran incendio, así como de una pérdida personal muy importante la llevaron a crear una de sus series más reconocidas e intensas, “El bosque quemado” sobre la naturaleza muerta, el silencio y las pérdidas.

Esta serie fue  trabajada desde diferentes perspectivas usando medios muy diversos, desde la pintura y el photocollage, hasta la escultura, la creación de instalaciónes y la poesía visual.

“El bosque quemado” de Mateu ha sido expuesto en importantes fundaciones, galerías y museos como en el Museo Würth de la Rioja, con una gran exposición individual, y en La Fundació Vilacasas, quienes adquirieron una de sus obras más imponentes, actualmente expuesta en la colección permanente del Museo Can Framis en Barcelona.

Durante este periodo se escriben diversos libros sobre la obra de A. Mateu:

  • Año 2005 se edita un libro monográfico “A. Mateu: La mirada de l’espai interior”, escrito por Glòria Bosch que se presentó en la Fundació Vila Casas, en l’Auditori del MACBA y en el Centre Cultural “La Llacuna” en Andorra.
  • Año 2009 se publica el catálogo “Presons íntimes” Fundació VilaCasas, a raíz de la exposición individual en el Espai Volart, escrito por Antonio Salcedo Miliani y Glòria Bosch..
  • Año 2010 se publica el libro “La mirada poètica” Fundació Atrium Artis, escrito per Carles Marti y Glòria Bosch.
  • Libbro-catálogo de una exposición institucional en Beirut “De lumière et de sang”,(l’Espagne et le Liban, histoires partagées) en la Fondation Audi, donde se editaron algunas obras de la serie del Bosque quemado.

2010s

El 2011 y debido a la repercusión obtenida por la serie del “El Bosque  Quemado”, el Museo Würth-la Rioja hace una exposición individual dedicada a Assumpció Mateu y a este trabajo, comisariada por Kosme de Barañano.

Se publicó un nuevo catálogo muy completo “El Bosque Quemado” escrito por Kosme de Barañano y Eduard Carbonell, donde aparte de pintura, se exponen instalaciones, poemas visuales, trabajos más recientes en diferentes lenguajes sobre éste tema.

El 2013 participa en el Simposium “La luz como soporte: el fuego bajo las cenizas” en la facultad de Bellas Artes de Altea. Universidad Miguel Hernández, junto con Renato Bocchi, Laura Cortés, José Sánchez Segovia, Eudald Camps, Eva C. Mesas, Kosme de Barañano, Pilar Escanero…

Éste mismo año la invitaron a participar en el Gorg Fest Festival-Simpòsium, Homenaje a Brancusi, en Targu Jiu, (Rumania) donde realiza una escultura que se encuentra en el Museo de la ciudad, con artistas internacionales.

En el año 2015 es escogida para realizar una obra escultórica permanente en La Vinya dels Artistes de Mas Blanch i Jové (Pobla de Cèrvoles, Lleida), “Emmarcant el somni: diàleg”, junto con artistas como J.Guinovart, Joan Brossa, Susana Solano, Carles Santos, Evru, Frederic Amat y Carlos Pazos entre otros.

En 2016, 2017 y 2018 la invitaron en varias ocasiones a China para participar en simposiums, mostrar su obra y colaborar en proyectos de arquitectura y diseño en Shenzhen, Beijing, Shangai etc.

Cada año ha participado en el Festival Pepe Sales en Girona, homenajeando figuras importantes y controvertidas como Jean Genet, Elena Garro, Roberto Bolaño, Charles Bukowski entre otros.

También ha participado en el Festival Internacional de Land Art en Art i Gavarres.

En el 2018 es seleccionada en el Premi d’escultura de la Fundació VilaCasas.

En el 2019 realiza tres exposiciones individuales diferentes en espacios como la Fundació Marguerida de Montferrato en Balaguer, “Poiesis”, en L’espai de cultura contemporania Les Bernardes en Salt “La natura com a metàfora” y una exposición retrospectiva en la Fundació Valvi “Traces de passió” en Girona.