PINTURAS

El Bosc Cremat

La obra de El Bosque Quemado comenzó en 2004 a raíz de un incendio grande que hubo cerca de Girona, en aquellos momentos coincidió con la muerte de un amigo muy querido, esta coincidencia me hizo sentir la desolación de la pérdida tanto la natural como la personal y se convirtió en una metáfora.

Al entrar en un bosque quemado, la oscuridad, el silencio, la ausencia de todo lo que es vida, en este estado te sientes a ti mismo, cuando más adelante lo recuperas a través de la memoria, puedes plasmarlo, expresarlo pintando, escribiendo o con otras formas de expresión se puede convertir en belleza y luz.

Toda la obra del Bosque quemado la he trabajado con materiales naturales, tierras calcinadas, carboncillos, cenizas, collage con papeles hechos a mano, para que tuviera la fuerza de lo real del bosque y la tierra.

previous arrow
next arrow
Slider